Skip to Content

Comprende lo que probablemente no cubra tu seguro de viaje

Understand what your travel insurance probably does not cover

Al contratar un seguro de viaje, es posible que busques un plan que cubra nuevas lesiones, enfermedades y otras situaciones médicas de urgencia. Pues bien, no todos los planes cubrirán todo lo que buscas. Cada póliza de seguro de viaje tiene algunas limitaciones, lo que significa que no cubre todas las enfermedades o dolencias. Por ejemplo, algunos planes de seguro para estudiantes internacionales cubren el embarazo, mientras que los planes de seguro para visitantes no. Por lo tanto, es esencial leer el folleto de la póliza antes de comprarla.

A continuación una lista de cosas que tu plan de seguro de viaje no suele cubrir. Son las siguientes

Miedo a viajar

Si deseas cancelar un viaje porque te preocupa COVID-19 o te estresa la posibilidad de enfermarte, no podrás utilizar tu póliza de seguro para cubrir tus pérdidas económicas. Del mismo modo, si deseas cancelar el viaje porque te incomoda volar, tu seguro de viaje no te cubrirá por ello.

Para que te reembolsen el viaje cancelado, debes hacerlo por una razón que figure en tu póliza. Algunos ejemplos pueden ser las inclemencias meteorológicas, la guerra y el terrorismo en el país de destino, el fallecimiento de un familiar o acompañante, el desempleo repentino, ser jurado y otros. Sin embargo, puedes añadir la cobertura de «cancelación por cualquier motivo» a tu póliza de seguro de viaje. Normalmente, puedes obtener el 75% de los gastos pagados por adelantado si cancelas el viaje 48 horas antes de la salida.

Catástrofes naturales

Las catástrofes naturales que comiencen antes de que contrates el seguro de viaje no estarán cubiertas. Por ejemplo, huracanes, tsunamis, terremotos, tormentas, volcanes, etc., pueden interrumpir su viaje. Por tanto, debes contratar una póliza antes de que se produzca una catástrofe natural para que le reembolsen las pérdidas no reembolsables.

Cambios de última hora

Supongamos que estás de vacaciones y, de repente, decide no hacer un crucero, que ya formaba parte de su itinerario. En estos casos, tu póliza de seguro de viaje no lo cubrirá porque el viaje ya ha comenzado. Aunque haya ampliado la póliza a «cancelación por cualquier motivo», el seguro de viaje no lo cubrirá porque el viaje ya ha comenzado. La cancelación de última hora de cualquier evento no está cubierta si el viaje ya ha comenzado.

Enfermedades preexistentes

Muchos viajeros tienen enfermedades preexistentes, pero eso no significa que no puedan viajar. Sin embargo, deben saber que ningún seguro médico de viaje cubre enfermedades preexistentes. Algunos planes como Safe Travel USA Comprehensive, Patriot America, Atlas America, Visitor Care, Safe Travel Elite y otros pueden cubrir la aparición aguda de enfermedades preexistentes.

Cada póliza define las enfermedades preexistentes y la aparición aguda de enfermedades preexistentes de forma diferente; por lo tanto, es esencial revisar el texto de la póliza. La aparición aguda de enfermedades preexistentes significa que la enfermedad se ha producido sin previo aviso y requiere atención médica inmediata en las 24 horas siguientes al primer síntoma. Por tanto, cuando presentes una solicitud de reembolso por la aparición aguda de una enfermedad preexistente, la compañía de seguros investigará tu historial médico y decidirá si deniega o aprueba tu solicitud.

Embarazo normal

El embarazo es una enfermedad preexistente que no está cubierta por ninguna póliza de seguro médico de viaje. El embarazo sólo puede utilizarse como motivo para cancelar el viaje si la póliza así lo indica; de lo contrario, no estará cubierta. Si decides viajar estando embarazada, tu plan no te cubrirá. Algunos planes de seguro internacional para estudiantes cubren la maternidad y el embarazo si la concepción se produce después de la fecha de entrada en vigor de la póliza, mientras que algunas pólizas de seguro para visitantes cubren las complicaciones del embarazo hasta las 26 semanas (unos 6 meses) con prestaciones limitadas.

Algunas pólizas pueden cubrir nuevas complicaciones derivadas del embarazo, pero no los síntomas comunes a los que se enfrenta una mujer embarazada. Por ejemplo, cualquier plan de seguro médico para visitantes no cubre náuseas, vómitos, náuseas matutinas, revisiones rutinarias, análisis de sangre, etc. Si está embarazada o planea un embarazo, quizá le convenga hablar con un asesor de viajes o un agente de seguros. Esto es especialmente importante en el caso de vacaciones reservadas con mucha antelación, como eventos notables y cruceros.

Consumo de alcohol o de drogas

La mayoría de los planes de seguro de viajes no cubren los accidentes o lesiones provocados por la embriaguez o el consumo de drogas. Supongamos que disfrutas de un paseo en bicicleta en estado de embriaguez y sufres un accidente. En ese caso, tu seguro médico de viaje no cubrirá tus facturas médicas, gastos de hospitalización, evacuación médica y otros gastos. Del mismo modo, no esperes que tu seguro de viaje apruebe tu reclamación si pierdes tu bolso, equipaje o documentos mientras disfrutas de unas copas en un bar.

Deportes de riesgos y extremos

Muchas compañías de seguros de viaje definen el esquí, la moto acuática, el alpinismo y el buceo como actividades de alto riesgo y las excluyen de la cobertura. Por lo tanto, es esencial leer el folleto antes de contratar el seguro, para saber qué está cubierto y qué no. Si necesitas cobertura para deportes de aventura y actividades peligrosas, puedes optar por una cobertura opcional. . Muchas compañías de seguros de viaje ofrecen complementos para deportes y deportes de aventura por un suplemento.

Actividades ilegales

Tu seguro de viaje no te cubrirá si sufres lesiones por hacer algo innecesariamente peligroso, como viajar en un avión privado. Si te expones voluntariamente a altos riesgos, tu seguro de viaje no te cubrirá. Además, todo lo que sea ilegal, como conducir una moto o scooter sin carné válido, no está cubierto. Si sufres un accidente conduciendo un scooter sin carné, no podrás presentar una reclamación. No será aprobada.

Turismo médico

Supongamos que vas a un destino para someterte a una operación de cirugía estética, rinoplastia o lifting facial. En ese caso, tu seguro de viaje no cubrirá las facturas médicas ni los cuidados posteriores. El turismo médico es una exclusión habitual. Tendrás que pagar de tu bolsillo desde el alojamiento hasta las estancias en el hospital.

Cuidado dental

Los cuidados dentales o la cirugía no están incluidos en la cobertura del seguro de viaje. Sin embargo, los traumatismos dentales debidos a un accidente o un dolor dental agudo y repentino pueden estar cubiertos en algunas circunstancias. Si deseas visitar a un dentista para una revisión dental estándar o debido a cualquier molestia que estuviera presente antes de la compra, la póliza no cubrirá tales incidencias.

Trastornos mentales y nerviosos

Las pólizas de seguros no cubren las pérdidas debidas a trastornos emocionales o psiquiátricos. La depresión, la ansiedad, el trastorno bipolar, la esquizofrenia y otros trastornos mentales pueden obligar a una persona a tomar medidas drásticas, como intentar suicidarse o autolesionarse. Ninguno de ellos está cubierto por las pólizas de seguro médico de viaje.

Todo lo que no esté documentado

Se te pedirá que incluyas documentación cuando presentes una reclamación al seguro de viaje. Sin un rastro documental de tus pérdidas, es posible que no se te reembolse. No tener la documentación adecuada puede hacer que tu reclamación se retrase o se deniegue.

A continuación algunos ejemplos:

  • Cancelación del viaje: Quieres cancelar el próximo viaje porque has contraído COVID-19. Visita a un médico para que te haga una prueba y facilite a tu compañía de seguros de viaje una nota del médico diciendo que no estás apto para viajar. Sólo se le reembolsará si COVID-19 figura como motivo cubierto para cancelar el viaje.
  • Retraso del viaje: Obtén una prueba del retraso de la compañía aérea para presentar una reclamación de seguro de retraso de viaje según la póliza indicada.
  • Pérdida de equipaje: Tu mochila se pierde/roba/daña después de llegar a tu destino. Debes presentar una reclamación de seguro de viaje por pérdida de equipaje. Si te la roban, presenta una denuncia policial o solicita documentación firmada por el organizador del viaje o el director del hotel. Si lo has perdido, plantea la cuestión, obtén un informe de la compañía aérea y preséntelo durante las reclamaciones.

Todo lo que no esté escrito en la póliza

Leer el certificado o folleto del plan antes de contratar un seguro de viaje es esencial. Todo lo que se mencione explícitamente como no cubierto no lo estará durante el viaje.

Algunas exclusiones generals de los seguros son:

  • Revisiones físicas rutinarias
  • Cuidados dentales rutinarios
  • Fisioterapia sin prescripción médica
  • Atención de salud mental
  • Pérdidas debidas a trastornos nerviosos como ansiedad o depresión
  • Pérdidas causadas por autolesiones intencionadas, incluido el suicidio
  • Pérdidas debidas a guerra, terrorismo, desórdenes civiles y disturbios

Aprovecha el periodo de carencia si está disponible al contratar un seguro de viaje. Este periodo te permite un cierto número de días para cancelar la póliza y recibir un reembolso completo si no se ajusta a tus necesidades. O llame a tu compañía de seguros de viaje para saber más sobre la póliza.


Recent posts

Viajar a Estados Unidos es una experiencia emocionante, pero es esencial estar preparado para.

Explore More

Cuando se trata de seguros médicos, una de las principales preocupaciones de las personas.

Explore More

Viajar al extranjero puede ser una experiencia emocionante y enriquecedora, pero también conlleva su.

Explore More

Hide

Error

Information

OK
Back to top